Tristeza tem fim

No volviste a pisar la habitación
que se quemó cuando incendié tu casa.

Tu boca fue papel y el reloj brasa.

Y ahora, contra tu piel, tus cejas son
herrajes de bisagra en puerta blanca.

Mis yemas toscas fueron dos guadañas
para tu delicada telaraña,
tanto que menos duele verlas mancas.

Alguien tocó la puerta y no le abriste,
preferiste decirle que se vaya.

La bicicleta vieja en que anduviste
por la arena mullida de la playa
no teniendo quien la haga girar, calla
por no querer decir que el viento es triste.

Una cagada

Poca cosa más frágil, delicada,
que cuando dos personas vergonzosas
se meten, sin saber decir las cosas,
en juegos complicados de miradas.

Aunque se puso toda colorada
ella dejó la timidez atrás
preguntándole -¿No me acompañás?
-Quisiera, pero no. Desesperada

y sintiéndose apenas un despojo
ella pensaba -Estoy hecha una vaca
(sólo para llorar, porque era flaca).

Él tampoco evitó ponerse rojo:
-Es que -dijo- me estoy haciendo caca.
     Nunca más se miraron a los ojos.

Panaderos

El señor Redman elogió sus pecas, que se destacaban sobre la piel lechosa de ella. Ella pensó que cualquier persona más o menos despierta se podría imaginar que ella era pelirroja, y que él la quería seducir.

- Qué contenta debés estar, preciosa.
- No me toqués.
- Mirá, mirá cómo le avisa.
- No te entiendo.
- ¿Te dijeron que tus pecas son divinas?
- No me tratés como a un Dios.

Eran las cuatro o cinco de la tarde, y estaba oscureciendo. Conducían por la carretera a Maine desde hacía más de tres horas. En las últimas varias millas no habían visto a una sola persona, un solo pueblo; ni siquiera una gasolinera. Ella razonó que la escena tenía un tono exageradamente yanqui, que incluso las palabras parecían ser tomadas de una traducción centroamericana.

A su alrededor, sólo veían sembradíos de maíz, que a ella inevitablemente le hacían pensar en una pareja de ancianos balanceándose en sus sillas mecedoras.

- ¿Qué es eso?
- Es un espantapájaros.
- Que no es un espantapájaros.
- Se acabó.
- ¿Pero qué mierda es eso?

Frenaron.

Era un niño de acaso cinco o seis años, de aspecto oriental, lo que se evidenciaba sobre todo en sus ojos. Sostenía delicadamente un panadero, y soplaba haciendo que se volara la pelusa. Cada vez que había terminado de soplar el panadero, sacaba otro del bolsillo y seguía soplando.

- ¿Qué hace este pibe acá?
- No sé.
- ¡Pibe!

El pibe no respondió.

- ¡Pibeee!
- ¿Estará solo?
- Y qué sé yo. Acá no veo a nadie...

Se bajaron, pero el chico no parecía entender castellano, ni inglés. Ella pensó que era ciertamente extraño que pese a las características de la presunta traducción, sus modismos parecieran tan rioplatenses.

- Se nos está haciendo tarde.
- ¿Qué hacemos con el pibe?
- ¿Y qué vamos a hacer? ¿Qué te creés que soy, la UNICEF?

Dejaron al nene en el medio de la ruta, y siguieron su camino.

Se detuvieron sólo cuando se toparon con un semáforo que tenía simultáneamente prendidas las luces roja y verde.

Y en el cielo sólo podían verse panaderos, que volaban y volaban.

La Divina Comida


Canto primero (fragmento inconcluso)

En medio del camino de la vida
me sorprendió un marcado sobrepeso
por moderarme poco en las comidas.

Así por comilón deviene obeso
-en una bolsa flácida de grasa-
quien fuera antaño sólo piel y hueso.

Advertí una mañana la amenaza
cuando rasgué, al vestirme, toda ropa
y me atoré en la puerta de mi casa.

Quizá todo empezó en alguna copa,
o en la terca insistencia de mamá:
por qué no terminás, nene, la sopa;

lo cierto es que de entonces para acá,
nunca me limité, lo reconozco,
ni nunca me dijeron che, pará.

Y este rollo rollizo, fofo y tosco
atestigua, abultándome la panza,
aquella vez que fui de quiosco en quiosco

sin reparar jamás en la balanza,
bajándome docenas de alfajores
cual gotera que llueve y no se cansa.

[...]

Animality überputa

Semantic huevo

Me tiene las que pienso por el pasto
su afán por exaltar ¿nocierto? el tufo
de pitufo rufián already muerto,
del Abasto y el chori y el incienso,

de, haciendote el Jesús metapostizo,
tu mesiánica facha de profeta,
de archivar camisetas, cucaracha,
prócer puto, irrisorio y avestruz.

Tu gesto sugestivo de Gioconda
sebosa, pornográfica y cachonda
me chupa una docena de testículos.

¿Quién dijo que tus tetas me cautivan?
¡Como si algo tuviesen de atractivas
dos bolsitas de grasa! ¡Qué ridículo!

Miguitas

1

Toda masa de datos es un dispositivo, todo formato es un tipo de filesystem, toda lectura y escritura de datos con formato equivale a hacer mount y umount. Un sistema operativo ideal expondría y se abusaría de este hecho en lugar de revelarlo a medias (Unix se acerca, pero para crear un tipo de filesystem nuevo hace falta ser mago). Para transmitir un poco mejor la idea de lo que quiero decir, aunque el ejemplo es pésimo:

$ mount -t jpgfs imagen.jpg /mnt/imagen
$ cd /mnt/imagen/
$ cat height
200
$ echo 300 > width
$ echo ffffff > 150_3
$ cd ..
$ umount imagen/

2

La ciencia, las religiones, se preocupan por llegar a ideas correctas, en lugar de preocuparse por actuar correctamente. Buscar las ideas correctas es el origen de los descubrimientos científicos y de las reformas culturales y también de la Guerra Santa y la intolerancia. Parafrásis zygmuntbaumaniana: preguntas del estilo ¿qué objeto tiene respetar a los demás?, ¿qué obtengo a cambio haciendo las cosas bien?, ¿por qué hay que actuar correctamente? no son el principio de la moral, sino su muerte.

3

Si se suman suficientes variables aleatorias con una cierta distribución se obtiene una nueva variable aleatoria con distribución normal. En particular, si las variables originales tenían distribución normal, esto sigue ocurriendo.

No me acuerdo nada de probabilidad, entonces seguramente esté mandando fruta terminológica, pero esto querría decir que la función de densidad de la distribución normal es el punto fijo de la suma de funciones de densidad.

4

Si un programa genera aleatoriamente el poema Límites, ¿diremos que el programa es poeta? Seguramente no. ¿Entonces por qué Borges sí?

Sería estúpido pretender que con esta pregunta estoy demostrando que Borges no era un poeta.

¿Es la poesía algo más que palabras rimadas? Si me pongo a jugar con palabras y armo algo que parece poesía, pero sin que provenga de lo más hondo de mi ser... ¿no soy al fin como un programa que consigue Límites de casualidad?

Esto apunta a que hay circunstancias en las que pareciera que importa cuál es el origen de una secuencia de bits, y otras circunstancias en las que no. Véase también: What Colour are your bits?

El juego con el "color" es bastante frecuente. Interpreto que eso es lo que quiere señalar Duchamp cuando pone un mingitorio en exposición: lo que importa es la proveniencia, más que la secuencia de bits en sí. El mensaje importante que se desprende de ahí no es tanto una afirmación trivial (qué maravilloso es este mingitorio), como la contrarrecíproca, más interesante: una obra, por suprema que sea exteriormente, no es nada si no proviene desde lo más hondo del artista.

La resurrección de las polillas

Vendo ajedrez con sus correspondientes
trebejos: óseos, treinta y dos. Perfecto
estado. Preguntar por mí. Al respecto,
son, aclaro, las piezas, obviamente,

todas de color blanco. ¿¡Qué!? Se siente
la unánime sorpresa. No es defecto
ni demente ilusión del arquitecto,
sino que los trebejos son mis dientes.

Cada alfil, un canino puntiagudo,
peones de incisivo coronados,
doce molares-torres que se enrocan.

Y por decir j'adoube me quedo mudo,
por querer alcanzar sin mate ahogado
los remotos escaques de tu boca.

tail -n 202 /dev/brain | ./post

Son los tiempos del califa Harun al-Rashid [citation needed].

Errata

Por segunda vez. Donde dice
  • Life is what happens while you are busy making other plans
debe decir
  • Life is what happens while you should be busy making other plans.

0. Generalización

Generalizar es otorgar nombres a las cosas, para mostrar cuáles coincidencias son accidentales y cuáles no.

0.0 Identidad - ¿y a vos quién te juna?

Si dos archivos son iguales, podría estar ocurriendo que la misma secuencia de bits está almacenada en lugares diferentes de algún (o algunos) dispositivo(s). En tal caso serían iguales a secas. Pero también podría ser que esos dos archivos son jardlinx. Entonces diríamos que son idénticos.

Que dos cosas sean iguales no es lo mismo que que sean idénticas. (Magistral uso del "que que").

Eso se sabe hace tiempo, ya en el far west el cartel decía Wanted: Joe DiMaggio, alias "Bob Sacamano". Y todo el mundo sabe que todo el mundo sabe que los gemelos "idénticos" en realidad son iguales, pero no idénticos.

Theodore Sturgeon, en Los cristales soñadores propone, por ejemplo, dos árboles exactamente iguales. Cuando se le hace una rayita a uno de los árboles, aparece una rayita en el otro.

En Lisp y varios otros lenguajes de programación en los que hay subyacente un concepto de "memoria" (store), aparecen varias nociones de igualdad. Están la igualdad de punteros o identidad (eq), estructural superficial (eql), estructural recursiva (equal), de representación escrita (equalp), semántica u observacional (factible en CLOS).

La pregunta más filosófica es si dos cosas son realmente "iguales" considerando que pueden cambiar en el tiempo y volverse "diferentes". ¿Eran entonces realmente iguales? Lo que realmente ocurre es que nuestra percepción conoce solamente una proyección en tres dimensiones de las verdaderas cosas, que tienen al menos cuatro. Dos cosas aparentemente "iguales", pero no idénticas, sólo lo son en este instante. En el futuro el cambio puede hacer que ya no las veamos aparentemente "iguales". Y eso va a indicar que en realidad nunca lo fueron.

Esto tiene solamente calidad de observación. Claramente, como todos compartimos la limitación de la percepción, después podemos ponernos terminológicamente de acuerdo y convenir en que "iguales" significa "iguales en apariencia, $aquí y $ahora".

Baker propone un operador de igualdad, y creo que dice que se requieren nociones diferentes de igualdad en contextos diferentes, y que esto no es cuestión de que "todavía" no se haya encontrado una solución, sino que es un problema bastante más esencial.

En SICP, Abelson y Sussman dan un ejemplo parecido al del árbol de Sturgeon, diciendo que si uno ve dos tizas "iguales", podrían ser simplemente dos tizas muy similares, o podría deberse a un complejo mecanismo de espejos. Lo que uno puede hacer es romper una de las tizas, y si la otra no se rompe habrá garantía de que eran distintas. (Pero la garantía no valdría en el otro sentido (Testing shows the presence, not the absence of bugs)).

La naturaleza de la identidad es esquiva. O quizá es sólo un juego de palabras, y mi problema se acaba en cuanto uno define con propiedad a qué se refiere con identidad.

0.1 Cótalo, cótalo - ¿qué has hecho en tu tierna infancia?

Interesante analoj relógico:

0.2 Gentilicios

  • Kazajistán - Kazajo
  • Uzbekistán - Uzbeko
  • Afganistán - Afgano
  • Pakistán - Pako
  • Arlistán - Arlo
  • Tristán - Tro

Lesen und sprechen Sie:

  • Aristófanes es fanático del café Arlistán. → Aristófanes es fanático Arlo.
  • Isolda vive en Tristán Suárez. → Isolda es tra.

0.3 Praenomina

Por ejemplo, resulta sin engaño,
que según la estadística del año,
te toca un pollo y medio cada mes.

Y, aunque el pollo en tu mesa se halle ausente,
estás en la estadística igualmente
porque hay alguno que se come tres.

[C.A.Salustri]

Generalizar es otorgar nombres a las cosas, para mostrar cuáles coincidencias son accidentales y cuáles no.

Por ejemplo es cierto que 3 * (3 + 3) es igual a 3 * 3 + 3 * 3, pero eso no evidencia la propiedad mucho más fundamental de que el producto distribuye sobre la suma. La forma adecuada de evidenciarlo es con una ecuación como a (b + c) = ab + ac.

Las propiedades fundamentales no pueden expresarse usando solamente números, porque con los números no termina de quedar claro qué parte de las expresiones es accidental y qué parte no. Por ejemplo, es verdad que 2 + 2 = 2 * 2, pero la generalización no es x + x = x * x, sino x + x = 2x. O, incluso se puede hacer más general diciendo que x + x + ... + x = n * x, donde n es la cantidad de veces que figura x del lado izquierdo.

Y uno piensa que hasta ahí puede llegar la generalización, pero los matemáticos son pretenciosos y quieren más. En una expresión como x(y + z) = xy + xz sigue habiendo un montón de cosas que son accidentales.

Por ejemplo, una pregunta válida es: ¿esa propiedad se cumple solamente para los números, usando la suma y la multiplicación, o también se cumple para otras cosas?

Y en realidad se cumple para muchas cosas... por ejemplo, matrices definiendo apropiadamente suma y producto. O conjuntos con unión e intersección. O valores de verdad con disyunción y conjunción.

Entonces los matemáticos que estudian álgebra abstracta, teoría de categorías y otras cosas locas tratan de despojar esas verdades de toda cuestión accidental. Y para eso es necesario dar nombres, para no casarse con estructuras particulares.

Y la generalización goes ever on hasta que cuestiones accidentales provocan la muerte de quienes la perpetran.

1. Resaca

Tomé demasiado.

Me siento mal.

Estoy mareado.

Me pregunto si valió la pena.

Volviendo a mi casa y con miedo de vomitar en cualquier lado.

Quizás fue por tomarlo con pajita.

No sé quién me obliga a tomarme un litro de Baggio.

2. Espejito, espejito...

-¿...quién es la más bonita de todo el reino?

-Ehm, bueno, si no te tiñeras el pelo platinado como una Barbie, creo que serías vos.

3. Artificios

Para conciliar la disciplina de levantarse no después de las 8.00 y acostarse no después de las 0.00 con la intensidad de trabajar trasnochadamente y levantarse después del mediodía, he decidido poner mi reloj en GMT. (Disciplinadamente me acostaré a las 3.00AM).

La epístola desnuda

Hace diez años que me fui. Eso es _demasiado_ tiempo sin verte. Quedaría lindo decir "hoy son exactamente diez años" o algo así, pero honestamente no me acuerdo la fecha exacta, jaja. Creo que fue más o menos cuando empezaba el otoño, quizás vos te acordás.

Me acuerdo de que los primeros días trataba de grabarme en la mente algunas cosas, las que todavía no te había contado. Antes de que yo me fuera nos contábamos todo, supongo que sentía una especie de vacío y quería llenarlo, como cuando en los tiempos de guerra la gente empieza a suplir las muertes teniendo hijos.

Supongo que en esa época todavía tenía la esperanza de volver. Ahora me resulta demasiado lejano. Es obvio, si pasaron diez años (aunque, como confirmarás al leer esto, no he madurado). Igual me acuerdo de los hechos principales, y de algunos momentos particulares, pero lo siento más como cuando uno encuentra un texto que ni se acordaba de haber escrito. (También me hace acordar a una vez que mi mamá, limpiando, encontró una especie de "pócima mágica" que yo había hecho jugando cuando tenía ocho años).

Bueno, decía que en al principio trataba de grabarme las cosas en la mente. Pero en seguida se me empezaron a acumular, eran demasiados recuerdos, superaron la masa crítica y pensé que la mejor forma de conservarlos era escribirlos. Mi idea era mandarte el diario por correo. Si mal no recuerdo vos siempre decías que te encantaba recibir cartas.

Bien, entonces me propuse escribir el diario y así lo fui haciendo. Ahora te estarás preguntando por qué nunca te lo mandé, y la respuesta es que soy un desastre :D Pasa que es muy difícil que ese tipo de hábitos dure mucho tiempo, al menos en mí. Para esas cosas nunca fui muy disciplinado, jeje. (Alguna vez también dije "de hoy en adelante, voy a salir a correr todos los días de mi vida", y creo que no duré ni tres).

Al principio era re religioso, me sentaba a escribir todos los días e incluso llegué a concebir que el diario tuviera "secciones". Pero siempre pasa que un día surge alguna obligación que impide seguir con el ritmo normal de la tarea (o al menos sirve de excusa). Y cuando la práctica se interrumpe por un día, la cosa empieza a desvirtuarse. Después hubo un tiempo en el que escribía el "diario" día por medio, hasta que se transformó en "semanario" :P y al cabo de unos meses lo abandoné.

Ahora pasó demasiado tiempo, y todas esas cosas que alguna vez planée decirte se me olvidaron, se perdieron, o están obsoletas. O sea, ¿a quién le importan los asuntos cotidianos de hace diez años...?

Me parece que ya no tiene sentido que te mande las cosas que escribí (imagino que deben seguir ahí, como siempre, en el tercer cajón), pero al menos me gustaría decirte que te las escribí. Había un montón de cosas para hablar, un montón de preguntas que me habría gustado que me respondieras, y otro montón de cosas que habría querido contarte. El tiempo me hace pensar que ni siquiera habría tenido sentido compartirlas en aquél momento. Sé que es cualquiera, pero es lo que siento.

Quizás entonces ninguna forma de comunicación tiene sentido. Quizás hay que guardarse todas las cosas, y esperar a que el paso del tiempo las vuelva insignificantes. Quizás incluso esta carta no tiene sentido.

Mejor no te la mando.

Manifestaciones de la negatividad

  • Conozco a tan poca gente que el día que me presenten a alguien no voy a conocer a nadie.
  • Tenía tan pocos dientes que el día que me pusieron uno me quedé sin dientes.
  • El CD tenía tan pocas canciones que, incluso contando el bonus track, no tenía ninguna.

Jugamos a la mancha

La mañana esconde cepillos de dientes,
ojos lagañosos, soles desteñidos,
piernas relucientes de las que me jacto,
las rimas internas que encima redacto
y estas reiteradas aliteraciones.

La mañana es dueña de todos los pájaros
que trinan y trinan cuando me levanto
(esta vez, en cambio, soy yo el que les canto),
de despertadores que suenan y suenan,
dale que te dale, gira que te gira,
como si escribiera un cuento para nenes
a los que les gustan las repeticiones.
A los que les gustan las repeticiones.

Las tardes ocultan horas de la siesta
llenas de silencio, de melancolías.
O de alguna que otra inefable alegría
como ir caminando por la calle Italia.
El busto impoluto y adusto de Palas
con el que pomposo reluzco adjetivos.

De vino con soda las tardes son tardes,
de, en invierno, sopa, de rosas novelas,
de velas y cosas que en cajones guardo,
de hiperbañaderas con hiperbatones
y jodas y nenes y avernos y bodas
y aviones y trenes y guerras y crónicas
y otras conjunciones polisindetónicas.

De quemar colonias de hormigas con lupa,
pupas de gusanos vueltos mariposa,
caza de pescados, pesca de babosas,
camisas, simonquis, sánguches de miga,
de plagio inconsciente de ciertas canciones
(y abusos expresos de enumeraciones).

Las noches son horas de humos y de luces,
las noches son cuerdas más o menos tristes,
las noches son baños con olor a mierda,
las noches son vómito cálido y agrio,
las noches son esta contorsión eufórica
ahogada en las grises veredas desiertas,
las noches son una figura retórica.

Por eso me salen los versos ausentes,
por ver a la gente loca como cabras,
y de tropezar con dementes palabras
tengo el pie quebrado.

Las noches, algunas, traen sufrimientos,
llagas dolorosas, muertes inexpectas,
gripes contagiosas, rectas curvilíneas,
ciudades infectas y niñas inertes,
collares de perlas, viejas enterradas
y la atroz certeza de nunca más verlas.
Las noches se mofan de mis boludeces,
pero igual a veces me dictan, pacientes,
estrofas finales autorreferentes.

Breve detracción de los tomos

Esta breve observación, que ilustro precariamente, pretende convencer al lector de que partir un libro en tomos es una idea que se lleva pésimamente con nuestro sistema de escritura.

El motivo es que hay dos buenas propiedades de una secuencia de hojas que no pueden mantenerse simultáneamente separando un libro en tomos, a saber:

  1. Cuando uno pone los tomos en fila, querría que el de más a la izquierda sea el primero, respetando el orden natural de nuestro sistema de escritura.
  2. Cuando uno considera los tomos como un único "volumen", querría que la tapa del volumen sea la tapa del primer tomo, respetando también el orden natural de nuestro sistema.

La ilustración permite ver fácilmente que si se cumple (1) no puede cumplirse (2) y viceversa.

El lector puede comprobar también que esto tampoco se cumple en un sistema de escritura como el árabe o el hebreo, porque si bien las líneas se escriben de derecha a izquierda, las páginas se van pasando de izquierda a derecha, es decir al revés que nosotros. (El problema sigue dándose porque, al togglear ambos rasgos, el sistema mantiene la "paridad").

Podrían cumplirse ambas propiedades en un sistema que togglee sólo uno de los rasgos, es decir que se escriba de izquierda a derecha pero pase las páginas al revés que nosotros, o que se escriba de derecha a izquierda y pase las páginas como nosotros. No he investigado demasiado sobre el asunto, pero no conozco sistemas con estas características.

Al margen

Nunca me quedó claro qué parte del libro es "adelante" y qué parte del libro es "atrás".

Por momentos tiene sentido pensar que "adelante" es más cerca de la tapa, y "atrás" más cerca de la contratapa.

Por otro lado, uno también suele pensar que más "adelante" es lo que viene después, y más "atrás" lo ya leído, con lo cual se invertirían las nociones.

Bustrófedon

1. Deixis

(Dedicado a quien haya sufrido el Excel)

Alguno de mis primeros recuerdos es haber formulado la siguiente pregunta: Má, ¿hoy es hoy?.

Y la respuesta fue algo como Claro, hijo, hoy es hoy. Es simple confirmar tautologías tan triviales como esa.

Porque ayer también era verdadera la afirmación "hoy es hoy", y mañana también lo será. La respuesta es que siempre es verdad que "hoy es hoy". Y sin embargo, no es cierto que siempre sea hoy.

Lo que ocurre, obviamente, es que esa oración tiene una pequeña "trampa", y su sentido cambia a lo largo del tiempo. Podríamos decir, xls-mente, que siempre es hoy pero no siempre es $hoy.

De igual manera hay respuestas que lógicamente parecerían no aportar información:

-¿Quién es? -Yo.

-¿Dónde estás? -Acá estoy.

Pero en realidad sí aportan, porque yo soy yo, vos también sos "yo", él también es "yo" y todo el mundo es yo; pero no todo el mundo es $yo. Solamente Pablo soy $yo.

Todos estamos aquí y ahora, pero no todos $aquí y $ahora.

2. Poesía sin terminar

Tu venustidad no tiene límites,
lástima que no sé qué significa.
Solés volver como a las veinte treinta,
pero no sé de dónde.
E igual te garantizo que me gusta tu nombre
aunque no lo conozca.

3. Breve koan sobre el tiempo

El discípulo se aproximó a Joshu y afirmó: -Maestro, si adelanto mi reloj cinco minutos puedo llegar siempre cinco minutos temprano. -Eso es una tontería: careces del sentido de la lógica. ¿Qué ganarías con adelantar tu reloj? El tiempo seguiría transcurriendo igual que siempre.

Tiempo después, el discípulo observó que el reloj de Joshu estaba adelantado y preguntó: -Maestro, ¿por qué tu reloj adelanta? ¿No dijiste que eso era una tontería? -Sobreestimas las capacidades de tu mente. ¿Qué ganarías con tener un reloj que dé la hora exacta? También entonces seguiría el tiempo transcurriendo igual que siempre.

Entonces el discípulo se iluminó.

4. Guión tentativo para una pesadilla

Afirman: "estas lógicas son medias ad hoc". Me pregunto si serán medias de algodón o de lana, doliéndome en el alma la concordancia del adverbio.

Mi director de tesis afirma repetidamente su ignorancia e inexperiencia en montones de ramas del conocimiento humano. Concluyo que el vasto conocimiento confiere vastísima modestia, que mi apenas modestia, lindante con la pedantería, trasluce una ignorancia sin parangón.

Me despierto en Kamtchatka.

Una chica con aparatos me da un beso, conectando los polos positivo y negativo de mi lengua bífida, y ocasionando un cortocircuito y la instantánea muerte de ambos.

Por alguna razón me entero de que desaprobé educación física de la escuela y tengo que rendir burpee.

Los mosquitos zumban en mi oreja, no puedo respirar, mis pulmones no se llenan, pareciera que me ahogo un Helesponto de stack frames reificados en continuaciones.

Orlando quiere su matambre en una sola pieza. Escucha un cassette de Luis Miguel y repite con este me enamoré. Pienso que parece un personaje de una novela, y el tema es que es real. (No me doy cuenta de que sólo es real en la pesadilla; no me doy cuenta de que en realidad no existe).

Vamos entrando en el subte que es como una picadora de carne. Parece que ya no cabe más gente, pero de alguna manera nos las arreglamos para entrar. Un saxofonista entona Quizás, quizás, quizás.

Me miro en el espejo y descubro que tengo todos los dientes flojos y se me están por caer las muelas.

Estoy redactando un programa sencillo en algún lenguaje arcaico, de esos que ya nadie usa (excepto los físicos). Voy escribiendo en quadrata quizá en COBOL o en FORTRAN, DO PERFORM CCLVI TIMES FROM A TO B, pero no puedo conseguir que compile.

Mi pesadilla es una inversión de roles. Paso vendiendo estampitas en el tren, y los chicos me dicen ahora no. Soy la mujer que bala (como oveja): Señores pasajeros, voy a serles sinceeera. Yo aando hablaando con la gente en los treeenes. Y en este caso es ella la que piensa: ya me di cuenta, y yo el que sigue: Desgraciadameeente, soy HIV positivo ya con el virus en la saangre [...].

Tengo ganas de ir al baño y voy a un baño público donde hay un único mingitorio, gigantesco, en el que muchas personas orinan. Una mujer se baña en una pileta de semen y no tomó la pastilla.

Sueño con un twit demasiado largo: ocupa más de 140 caracteres. Algo me extraña del asunto, lo observo, cuento desesperadamente los caracteres y me digo: no puede ser, esto tiene que ser un sueño. Entonces me despierto.

Peligroso como Ockham con navaja

Probablemente el lector ubique el principio conocido como la "navaja de Ockham" (en especial considerando el reducido número de lectores de este blog). El principio dice algo así: "la explicación más probable es siempre la más simple". Se usa en los razonamientos. Por ejemplo, si una vaca desaparece, las explicaciones más simples son "alguien se la robó" o "se escapó", mientras explicaciones más complicadas pueden ser "la abdujeron los extraterrestres" o "se la comió el chupacabras".

Hay otro principio, en algún sentido similar, conocido como la "navaja de Hanlon" que dice algo como: "nunca atribuyas a la maldad aquello que puedas atribuir a la estupidez". Por ejemplo, si un invitado rompe algo, uno puede pensar que lo rompió porque tenía ganas de molestar, pero la explicación más probable es que lo rompió por pelotudo y por error.

Este breve post tiene el fin de proponer una nueva navaja, que sería, creo, de gran utilidad para las relaciones humanas, y sería:

Nunca atribuyas a la maldad lo que puedas atribuir al sufrimiento.

Madame l'interference




(define (gcd a b)
  (if (zero? b)
    a
    (gcd b (remainder a b))))

Cuando tenemos una cosa a y una cosa b con períodos pa y pb, se origina interferencia. El período del sistema pasa a ser el mcm de los períodos.

  • Los guiños de los autos.
  • Cuando hay dos relojes la velocidad de cuyos segunderos no es exactamente la misma, y van haciendo: ttiiccttaacc, titcitcatcac, ticttiacctac, ticttaicctac, tictatcictac, tictactictac, etc.
  • Dos pares de rejas, la superposición de dos peines, dos alambres mosquiteros, esos vestidos en los que se superponen dos capas de "tul" o algo así.
  • La música polirrítmica.
  • El vertizonte.

Vueltero

Uan - el poder de la magia

"Sodom era un saso de veinte madukos de estatura. Poseía poderosas alas y tres ojos, y dominaba las armas con igual destreza con cada uno de sus diez brazos.

"Era el único saso que podía hacer hechizos que vencieran las predicciones del libro Kama [libro de la historia de los sasos].

T'u - el bootstrapping

¿Para qué sirve la gramática de un idioma escrita en ese mismo idioma? ¿Para qué sirve un intérprete autointerpretante? A primera vista puede parecer ridículo, o sin sentido, definir el significado de algo usando lo mismo que se quiere definir.

La idea de que eso está "prohibido" o "mal" la transmiten muchas veces las maestras. El sentimiento generalizado es que toda definición recursiva es incorrecta o ridícula. Pienso que quizá esa es una de las razones por la que a la gente le cuesta entender recursión en AlgoI.

Es comprensible que ese sea el sentimiento generalizado, porque resolver ecuaciones recursivas es un lío :) y muchas veces son ecuaciones que no tienen una única solución (o no la tienen at all).

Si se quisiera enseñar a un hispanohablante a hablar en plefande, en un método de enseñanza tradicional, quizá uno podría dictar varios años de gramática plefande usando el castellano como metalenguaje, idioma común para hablar acerca del plefande.

El arte del bootstrapping consiste en usar el castellano lo menos posible. Es decir, en enseñar lo mínimo e indispensable del plefande en castellano, para después seguir adelante dictando las clases únicamente en plefande y acerca del plefande.

El concepto brillante de A&S es que un idioma es el punto fijo de la interpretación de su gramática. Es decir, una gramática define a aquél idioma que cuando se usa para interpretar esa gramática da lugar al mismo idioma.

No estoy particularmente didáctico hoy.

El cuchillo

El paradigma imperativo

Considérese un display de leds.

¿Se mueven las letras?

Creo que la pregunta es interesante porque puede mirarse a dos niveles: a bajo nivel, no hay letras: hay leds que no se mueven, que sólo se prenden y se apagan. En cambio, a alto nivel, hay letras que se mueven.

Las letras formadas por los leds no están en el mundo real, están en nuestra cabeza. Esta afirmación reminisce a un viejo y querido koan, que parafraseo:
Dos monjes estaban discutiendo en torno a una bandera que flameaba:
- La bandera se mueve.
- ¡No! El viento se mueve.
Entonces se acerco un tercero y agregó:
- Ni la bandera, ni el viento; lo que se mueve es la mente.

La célula abuela revisited

  1. Un cerebro es como un display de leds, donde hay neuronas que se prenden y se apagan. Las letras son la mente.
  2. Una computadora es como un display de leds, donde hay bits en la memoria que se prenden y se apagan. Las letras son los procesos.
  3. No estoy diciendo nada nuevo. Incluso se ha usado la analogía anterior en forma despectiva =)
  4. Véase también:

Bactraquiando

Considérense estos dos pasos de reducción:

(A) 5 * (2 + 3) ===> 5 * 2 + 5 * 3    [aplicando la propiedad distributiva]

(B) 5 * (2 + 3) ===> 5 * 5    [sumando]

La persona que hace ese paso de reducción sabe que en (A) el cinco que aparece del lado izquierdo es "el mismo" que los dos cincos que aparecen del lado derecho.

Sin embargo, en la regla (B), el cinco marcado en rojo no es el mismo que el que aparece del lado izquierdo.

¿Qué quiere decir entonces que sea "el mismo"? ¿Por qué en un caso uno "siente" que es el mismo y en otro caso no? A priori, mirando solamente las reducciones, no hay nada que justifique ese sentimiento.

Pero bueno, en este caso, el sentimiento puede justificarse si uno conoce las reglas algebraicas mediante las cuales manipula las expresiones en los casos (A) y (B).

Cuando los profesores del CBC decían "hagan las cuentas con letras", tenían toda la razón. No sólo por una cuestión pragmática de evitar errores de redondeo, sino por una cuestión mucho más fundamental: usar letras evidencia la verdadera relación entre las cosas. Esto tampoco es algo nuevo; los matemáticos de las civilizaciones antiguas ya se habían dado cuenta de esto... véase también: teoría de residuos.

Gedankenexperiment

(Me gusta la palabra del título).

Considérese ahora una pelota que se mueve.

Mi sincera duda es: ¿se mueve? ¿por qué se mueve?

La pelota es como uno de los cincos de las expresiones (A) o (B). Si tomamos dos instantes en el tiempo t0 y t1, veremos una pelota en cada instante. Pero ¿quién nos garantiza que sea la misma pelota?

En matemática, la garantía nos la da el hecho de que conocemos las reglas a partir de las cuales manipulamos las expresiones.

En física, la pura verdad es que no las conocemos.

El universo es quizá como un display de leds, donde sus partes se "prenden" y se "apagan". La pelota no es más que una ilusión, como las letras del display. (E incluso más, el movimiento de las partículas que forman la pelota es también ilusorio).

Los físicos suelen hablar de cosas como "velocidad" o la "aceleración" de un cuerpo. Pero eso presupone que de antemano uno puede identificar que un cuerpo en el instante t0 es "el mismo" que otro cuerpo en el instante t1. Es decir, se basa en que uno "sabe" (¿mágicamente?) que la pelota es una sola.

Cosas que quedaron afuera

te C-iero

Quisiera ser tu stdout para que me printfes tu vida.

Quisiera compartir nuestros momentos sin mutexes.

Quisiera acompañarte en los exit(0) y en los SIGSEGV.

Pero cuando estemos strcmp tengamos cuidado con el buffer overflow.

Post-posta [i.e. después de haber hecho el post]: cuidate también del fork, si no querés tener children.

Criga, fumen, mistigo y casterio

Están las que parecen personajes de un animé.

Están los espejos del subte.

1. Fragmento de diálogo en una tienda

-Hola, estaba buscando una remera.
-A ver... tenés así, lisas... o si no tenés de estas, con motivos de extraterrestres.
-En realidad quiero una que tenga el dibujo de una remera con motivos de extraterrestres.
-Sí, te dije que tengo, con motivos de extraterrestres.
-No, no quiero que tenga motivos de extraterrestres, quiero que tenga el dibujo de una remera con motivos de extraterrestres.
-Ahh, pero de esas no me quedan...
-...
-Aunque si querés tengo estas, que tienen dibujos de remeras con dibujos de remeras con motivos de extraterrestres.
-No, está bien, gracias, no es lo que busco. Cualquier cosa vuelvo.

2. imitator= mal implementado

-Che, no sabés lo bien que imita Perico las voces de los demás.
-¿Puede imitarse a sí mismo?
-Claro, cuando habla.
-No, pero una cosa es que hable con su voz, y otra muy distinta que imite su propia voz...
-Creo que puede imitar la voz de Perico imitando su propia voz, pero me parece que no puede imitar su propia voz.

El problema se resuelve fácilmente:
if (&otro == this) { return this; }

3. El sabor de una buena sopa de tags

Recuerdo el gusto me daba cuando era chico el hecho de que en HTML pudieran abrirse y cerrarse tags sin respetar el anidamiento. Digamos, por ejemplo: <b><i>hola</b> mundo</i>.

Resulta (a la larga, obviamente) que los navegadores reconocen esa basura, pero está mal formada.

Recuerdo también el "puzzle" que sentí, tiempo antes, el día que me pregunté por primera vez qué pasaría si cerraba un ciclo sin respetar el anidamiento. En esa época sólo programaba en QBasic, y el código que me fascinaba, aunque jamás hubo de compilar, era algo parecido a esto:

for i = 1 to 100
for j = 1 to 100
  print "x"
next i
  print "y"
next j

Quien conozca el Duff's device sentirá quizá una vaga sensación de familiaridad...

4. Basado en una historia real

-Vamos a ver esa película. -¿Cuál es? -Esa de los dragones que viajan en el tiempo. Está basada en una historia real. -¿Basada en una historia real? -Sí, la historia es real. Si la historia no fuera real, no podrían hacer una película al respecto...

eval

Con entorno

ev '(MN) ρ = ↑fun(ev 'M ρ) (ev 'N ρ)
ev '(λx.M) ρ = ↓val(λε.ev 'M ρ['x → ε])
ev 'x ρ = ρ 'x

Con entorno y continuación

ev '(MN) ρ κ = ev 'M ρ (λε1. ev 'N ρ (λε2. ↑fun12κ))
ev '(λx.M) ρ κ = κ(↓val(λε κ1.ev 'M ρ['x → ε] κ1))
ev 'x ρ κ = κ (ρ 'x)

Estoy enfermo

Tengo disyuntivitis.

Identidad

Son notables ciertas clases del MIT, introductorias a la so-called ciencia de la computación. Corresponden al afamado libro SICP (von Abelson und Sussman).

Al margen, "un tal" Wadler hace una muy bien fundamentada crítica [pdf] de por qué SICP sería aún mejor si usara otro lenguaje, semánticamente más limpio que Scheme. Propone Miranda, pero indudablemente hoy propondría Haskell.

Dejando la digresión de lado, la cuestión es que A&S son unos iluminados que saben compartir y transmitir su luz. Recuérdese el pseudo-koancito con el acento finito de Minsky y Sussman:

En los tiempos en que Sussman era un novato, Minsky se acercó y lo vio programando la PDP-6.
"¿Qué hacés?", preguntó Minsky.
"Estoy entrenando una red neuronal armada aleatoriamente para que juegue al ta-te-ti", respondió Sussman.
"¿Por qué está armada aleatoriamente?", preguntó Minsky.
"Para que no tenga preconceptos sobre cómo jugar", respondió Sussman.
Minsky cerró los ojos.
"¿Por qué cerrás los ojos?", le preguntó Sussman al maestro.
"Para que la habitación esté vacía".
Entonces Sussman se iluminó.

[[ Lo que dije realmente fue: "Si la armás aleatoriamente, va a tener preconceptos sobre como jugar, sólo que no vas a saber cuáles son." -- Marvin Minsky ]]

"Ciencias" de la "computación"

El estado mental que producen algunos fragmentos de las clases de A&S sólo puede llamarse satori. A medida que transcurren los años, caigo una y otra vez en GEB. (¿Transcurren realmente los años? ¿O es quizá la existencia el trayecto de la tiza, el entetradimensional?)

La "ciencia de la computación" -dicen A&S- no es una ciencia. Puede ser arte, puede ser ingeniería. Y, sobre todo, es magia. Acerca de la idea de que la literatura fantástica y la metafísica son en esencia lo mismo, decía Sabato: dicha afirmación pone de mal humor a los metafísicos, y de excelente ánimo a Borges. Análogamente, la afirmación de A&S pone de mal humor a los hechiceros y de excelente ánimo a los programadores.

De alguna manera, la afirmación A&S nos representa a los geeks -personas más bien introvertidas, aparatosas, intelectualoides, losers- como versiones posmodernas de Merlín o Gandalf. Nos transmiten la sensación romántica de que las diferencias entre foldl y foldr son las sazones de la cuatrifolia. Pretenden vendernos que Lisp es el equivalente moderno del dialecto sumerio (o acadio, o babilonio) en el que los personajes de Lovecraft invocan a Azathoth, y que un programa es un conjuro ante el que acuden los daemons.

Por otra parte, la "computación" se trata de muchas cosas, salvo de computadoras. Con el ánimo de rimbombancia de este post, aludiré una vez más a la cita de Dijkstra, uno de los ya próceres de la computación: la computación se trata de computadoras tanto como la astronomía de telescopios.

A&S ahondan algo más en esta idea, estableciendo una comparación entre las palabras "computación" y "geometría". Originalmente, la "geometría" era la ciencia que se dedicaba a medir el terreno -de ahí su nombre-; los antiguos egipcios estudiaban, bajo el nombre de geometría, el uso de instrumentos de medición. Con la experiencia y el tiempo, la geometría se destiló, y hoy lo que queda es su esencia: el estudio de las verdades acerca de las relaciones que se dan en el espacio y el tiempo.

Nosotros, los moradores del siglo XXI, vendríamos a ser los antiguos egipcios de la computación. Cuando no se tiene completo entendimiento de algún asunto, lo más normal es concretizarlo, y es nuestra falta de entendimiento la que hace que pensemos que la "computación" se trata de computadoras. Dentro de cientos de años, la computación se va a destilar, y se va a entender (generalizadamente) que su verdadera esencia es el estudio de las verdades acerca de los procesos.

Quien busca una palabra en el diccionario también está haciendo computación. Seguramente, así como todo el mundo alfabetizado aprende en la escuela a sumar y restar, en algún punto del futuro aprenda la diferencia entre una búsqueda lineal y una búsqueda binaria, entre un algoritmo recursivo y un algoritmo iterativo.

Egbert B. Gebstadter

Sobre proposiciones formalmente indecidibles de los Principia Mathematica y sistemas afines es el artículo de 1931 en el que Gödel demuestra el probablemente más famoso de sus teoremas. La genialidad de este hombre no tiene igual.

Probablemente lo más fascinante del método es que se anticipa a muchas de las ideas básicas de la computación. La más importante (a nivel puramente personal) me parece que es la que se conoce como "gödelización", que Hofstadter englobaría dentro de lo que llama jerarquías enredadas y bucles extraños.

Esta es una de aquellas ideas fáciles de enunciar, pero cuyas consecuencias son difíciles de entender. La idea es que cualquier sistema que maneje datos de manera suficientemente compleja, tiene la capacidad de simular su propio comportamiento. Bew de Gödel, la máquina universal de Turing, el intérprete autointerpretante de McCarthy son todos ejemplos de esto.

Y el párrafo anterior no dice nada hasta que uno no se sumerge en las profundidades del caos y contempla lo único que realmente tiene, que es su propia confusión.

Evangelio

Al que quiera entender, yo le prometo
a la Verdad acceso. Y el camino
es desentreverar un pergamino
escrito en el reverso de un boleto.

Todavía hay quien piensa que la posta
lo espera en cierto libro inmaculado
de ricas miniaturas ilustrado,
en lugar de en el cielo y en la bosta.

Dejáte de joder y sé feliz;
no te tomes en serio las teorías,
y en vez de hacerte el bueno, sé mejor.

La realidad es el calor del pis,
las lunas, los intérpretes, los días,
las lágrimas, las muertes, el amor.

Entierro en el molino

Físicamente enclenque y esqueleto,
eco de anquilosado vejestorio,
recordando al brocal del lavatorio,
nos observó tras su bigote escueto;

amenazante porte el de este feto,
nigromante hechicero de un emporio
de rastros se pensó. Y el sanatorio
abrió sus puertas y picó el boleto.

Multiplicaba innúmeros sesentas
ululando productos insensatos,
gimiendo en gotas cada febril cuenta;

ida sin regresión ni correlato,
cordón umbilical que sin placenta
acaso pareció un autorretrato.

A mi muela

Duele hasta la nariz y me perfora,
cortante muela destruyendo encías,
e inspira cierta clase de poesías
su latido de concha de la lora.

Inundando hasta el último rincón
de los cartílagos, de las mucosas,
no me deja pensar en otra cosa.
Fatal y primitiva, esta obsesión.

Escribiría acerca de otros temas,
un cuento policial, haikus, poemas,
una novela tímida o hirsuta.

Pero gana el dolor, y me someto
a sublimar el grito en un soneto
dedicado a la muela hija de puta.

Viste que lo internaron...

¿Viste que lo internaron a Pichito?
Su mueca de bufón estaba enferma,
gastada y sin sonrisas, gris y yerma.
Parecía enjaulado y pajarito.

Cuando lo descubrió la Chinfulesa
sin su cara habitual de circunstancia
llamó tan apurada a la ambulancia
que se le atragantó la milanesa.

Un sombrero de guardia hizo el diagnóstico.

El latir le auscultó del corazón;
le dijo, A ver, ubicuo don Payaso,
sáquese la remera y déme el brazo:
pero Pichito, bien de la presión.

Le dio con su martillo en la rodilla,
palpó la geografía de su panza,
sin olvidar pesarlo en la balanza
y hacer que se acostara en la camilla.

En los oídos le metió un embudo,
y un palito de helado en la garganta.
Le dijo Diga aaaa... y casi se espanta
cuando lo vio al Payaso ya desnudo.

Frunció el ceño el doctor. ¿Usted se inclina
a decir que es lo mío una parálisis?
El médico le dijo, Hágase análisis,
y cualquier cosa, tome una aspirina.

Lista de compras


  • Una madera larga.
  • Una madera corta.
  • Clavos.
  • Martillo (?) (fijarse si hay en casa).
  • Vinagre.
  • Espinas.
  • Plantilla c/ motivo INRI.
  • Agua y jabón p/ lavar manos.
  • Toalla limpia.

El accidente en el circo


La carpa roja y blanca se horroriza,
gime una fémina de barba espesa.
Camilla improvisada es esa mesa
en la que el hombre ya no causa risas.

El monociclo, inválido en el suelo,
maquilló una nariz carmín de blanco.
Ya se baja de arriba el de los zancos
y enjuga un mago el llanto en mil pañuelos.

Encierra la botella de acrobacias,
que emborracha a los circos de desgracias,
licor de irresistible adrenalina.

Y olió, como a tramposa flor de chasco
que salpica al payaso de chubasco,
una red defectuosa y asesina.

Milonga de Blimviznurrin

Escrita por la celebérrima poetisa Bí Á.

Una tarde de mociembre
me dispongo a hacer presente
la visita de las musas
en rima sin precedentes:

 Acompañenmé las cuerdas
 porque cueste lo que cueste
 desovillaré la historia
 de este individuo celeste.

Que "cueste lo que costare"
debe decirse apostrofa
el Ñoqui mientras escribo
en un boleto esta estrofa.

-¿Y, vieja, no te parece
que es incorrecto (de onda)
el acento en el enclítico?
Y ni siquiera respondas.

-¿Te vas a poner en vivo
y a ostentar conocimientos?
Sabéte que para el caso
se dice "tilde", no "acento".

Después me arenga, -Este asunto
de escribir que está ovillada
la historia me huele un toque
a metáfora trillada.

-¿Para qué te traje al mundo
Ñoqui ortiva? Y sin embargo,
algo de razón tenés,
con ese nombre tan largo;

mejor que rajés, pebete,
que no ando escribiendo cartas
sino poesía, y calláte
porque ya me tenés harta.

Comienzo, entonces, de nuevo,
y ahora sí vengan las cuerdas,
pues cueste lo que costare
mandaré al Ñoqui a la mierda.

 Milonga de Blimviznurrin
 entono con alta voz
 como él su primera frase
 que fue la palabra "Arroz".

-¡Ya te las vas a ver negras,
dice con amor filial,
cuando quieras que algo rime
con el "bosque artificial"!

-Ya sé que sos incapaz
de tu boca controlar,
porque esta milonga es mía.
¿Pero te dejás de hinchar?

-Te equivocás. Aunque es cierto
que no elijo lo que hablo
esta milonga no es tuya:
el que la escribió fue Pablo.

-Acá la única poetisa
es la que te dio la vida.
No creo en Pablo, Ñoñoqui,
ni en deidá' otra concebida.

-Yo sí. ¿No te diste cuenta
que lo de "deidá'" fue adrede?
Fue un truco que te hizo Pablo
para que el metro le quede.

-Cortála, fue suficiente,
me sigo con estas truchas
estrofas de Blimviznurrin,
que de Pichito ya hay muchas.

-Está bien, vieja, me voy
y en paz escribir te dejo,
sin dejarte antes también
este pequeño consejo:

si querés una milonga
que te suene diferente
¿por qué no pensás en algo
que sea autorreferente?

Cosmogonía alebrijeza

Los alebrijentzes explican la creación del mundo así:

Antes de que existiera el tiempo aún, existía ya la señorita Habichuela Vork. La castaña pelada1, a diferencia de los dioses comunes, no es inmortal porque no vaya a morir, sino innatal porque no ha nacido nunca.

Podemos apreciar un reflejo proveniente de esta creencia en el alebrijez contemporáneo: en él, el verbo vorko fue adoptado por los más culteranos profesores de matemática para calificar semirrectas que se extienden indefinidamente
hacia el menos infinito.

El canto cosmogónico, escrito en un cuadradito de ermitelio higiénico, prosigue de este modo:

El tiempo comenzó cuando de la enorme boca de la señorita Vork se extendió un cordón, que probablemente vomitó una noche del mes de mociembre, después de haber comido un queso roquefort mal estacionado.

Aquí surgen varios interrogantes:


  1. Si el tiempo comenzó en ese instante, ¿cómo puede Habichuela haber comido roquefort antes?

  2. ¿De qué clase de cordón se trata? Los psicofrutólogos han argumentado que el cordón es nada menos que una alegoría por el cordón umbilical, señalando que Habichuela es madre de todos. Investigaciones más recientes sugieren que se trata
    de un cordón de zapatilla, o acaso del cordón de la vereda [Flirglebinkle, 1995].

  3. Evitaremos el tentador juego de palabras con la expresión 'mal estacionado', que en lengua alebrijeza no da cabida a hesitaciones: se trata de un queso a motor.


El cordón devino entonces en Cordón, y se extendió por el vasto firmamento. Habichuela y el Cordón parieron al payaso Pichito. De Pichito nacieron los gemelos Íteles y Óteles, quienes parieron al Cordón.

Oscuro. Una observación pertinente es que la explicación cosmogónica expuesta en el poema de la creación alebrijez está plagado de non sequiturs. La interpretación más plausible es que varias versiones antitéticas del mito
confluyeran en una síntesis contradictoria. En los siguientes párrafos se expone nuestra tesis sobre la contradicción en el pensamiento oxoriental.

Una vez el Cordón hubo nacido, su padre, que lo mantenía encerrado en una torre de marfil, organizó una competencia para determinar quién se casaría con él. Constaba ésta de dos pruebas, inherentemente paradójicas: el pretendiente debía salvar -y acabar con- la vida del micosín rojizo.

Analistas previos han sugerido que las pruebas 'inherentemente paradójicas' estaban concebidas como imposibles, orientadas a alejar a eventuales pretendientes. Nuestra visión es que la estrofa, en cambio, trasluce un aspecto profundo del raciocinio nonocontinental: la admisión de aquello superficialmente contradictorio, la aceptación de una verdad que trasciende a los sentidos.

Los paleozoólogos han visto en el adjetivo 'rojizo' una prueba irrefutable de la existencia del mítico micosella erythrophtalmus. Cachavsky arguye que el adjetivo debe haber salvado al compositor a la hora de respetar el trímetro [F.E.Cachavsky, op.cit.].

Había un tercer requisito, excluyente: llamarse Óteles. Los únicos postulantes a tal prueba fueron Íteles y Óteles. No podía esperarse mucho más, dado que el planeta recién comenzaba y apenas si había gente. La parte más difícil de
la prueba era que el micosín rojizo no existía tampoco. Como era de esperarse, Íteles resultó ganador de la competencia. Íteles y Óteles fundaron así el asentamiento
conocido ahora como República Taciturna de Alebrijentz.


¿El Cordón se refiere acaso a la mítica tanza violeta con que Ernestino rodea las Repúblicas Taciturnas?

Una vez se encontró fundada la República, los husos giraron guiando al Cordón, y le fue vaticinado que su propio bisnieto acabaría con su vida. El Cordón, padre de Pichito e hijo de los gemelos, no tardó en deducir que él era su propio bisabuelo -y su propio bisnieto-. Aterrado por la posibilidad de verse derrotado por sí mismo, pretendió estrangular a sus descendientes (es decir, a sus
antecesores) más próximos. El episodio concluyó bastante mal, y el Cordón hubo de verse dividido por las hojas de una tijera manejada por el payaso.


La estrofa es una adaptación en lengua alebrijeza de la estrofa VI de la poetisa Bí Á, oriunda de la isla de Mnanmaskypsazanthaeia. El compositor no parece haber añadido
nada al poema, que ya se encontraba escrito en lengua alebrijeza. Acaso sea la mismísima Bí Á la autora del canto épico, escrito trece siglos antes de su nacimiento.

Se ha observado que, por ser el Cordón su propio bisabuelo, también es el bisabuelo de su bisabuelo, y el bisabuelo del bisabuelo de su bisabuelo. Inicialmente los juristas coincidieron en que éste fue el primer parricidio de orden enésima, con ene tendiendo a infinito. Posteriormente, el Tribunal de Injusticia se vio escindido entre quienes seguían defendiendo esta postura y aquellos que consideraban que se trataba en realidad de un filicidio a la enésima.

Después de enfrentar a su padre y a su nieto, el payaso Pichito se convirtió en un ser ubicuo, que tuvo que ver en todos y cada uno de los acontecimientos de su tiempo. Lo primero que hizo fue crear a los edacvalinos con los retazos del Cordón inerte. En ese entonces, todavía era ciego y sordo. El muy ermitaño vivía solo en una isla. Enviaba cartas a todos los contactos de los que disponía, y haciendo uso de su convincente oratoria -escritoria, valga decir-
conseguía torcer la historia del planeta justito en la dirección que más quería.


El tópico del eremita que gobierna el mundo desde una isla es clásico en la obra lírica nonocontinental de la Edad del Sol Pelado. Dichas obras adoptan frecuentemente un estilo responsorial, donde el papel más importante es representado por el solista, que armoniza la participación de diversos coros, inicialmente confrontados.

El canto prosigue con el ermitalamio por las bodas de Pochola y Lucho, asunto que excede a los límites de esta cursada.




[1] Habichuela también es conocida como 'la castaña pelada'.

Tomado de la edición original en lengua alebrijeza por F.E.Cachavsky & R.Stragagmesani [FecRs1867].

De la salvación de Ernestino

Compuesto por la poetisa Bí Á hacia finales de la Era del Sol Pelado, relata el mítico intento de sombrericidio de Pichito. Se cuenta que redactar cada verso le tomó a la poetisa un año, pero no puede ser porque Bí Á murió a los once.


Ha ya el bufón sonriente y lacrimoso,1
hecho llamear la hexagonal Altunia,
la lúgubre Cokqceni2. Un globo empuña,
égida y ensiforme látex roso.

Amenaza al bombín, al diminuto,
al elemento bípedo3, el payaso:
``con mi alfanje tu gorro hará retazos'',
verso de singular anacoluto.

Al el Pequeño ver su sable, plora
arbórea la rolliza cocotera4
que celestiales aposentos mora;

y va a dar sobre el globo en su carrera,
pinchándolo, fluïda, salvadora,
la derramada lágrima certera.





[1] Obviamente Pichito, que de un lado sonríe y del otro llora.

[2] Altunia y Cockqceni, los dos satélites y medio del planeta Edacval.

[3] Se refiere a Ernestino el Pequeño, el sombrero con patas.

[4] La Palmera regordeta, amante de Ernestino y mandada fusilar por Pichito.

Tomado de Á, Bí; Obras Completas; Ed. Espurma, Casi Ningún Lugar, 1989.

Seamonkeys

Dentro del inodoro, del bidé,
y por las tuberías de tu casa
no solamente es agua lo que pasa.
Los hay viejos, adultos y no sé

con qué otro término acabar el verso.
Moradores del musgo y las rejillas,
descienden desde el tanque a la canilla
con eléctrico paso y sin esfuerzo.

Les enseñó aquel oso de los caños
(que describe Cortázar) a, en el baño,
con su baile instaurar padre bolonqui.

A estos artífices de lo más bajo,
descriptos como acaso sapocuajos,
bichitos espermáticos, /si'monkis/.

Sexismo en la lengua

Esto forma parte de una discusión acerca del sexismo en el lenguaje. Uso X para preservar la identidad del misterioso interlocutor.
Yo de acuerdo a lo prometido me quedé pensando un
poco y banco un poco más la teoría de X.

Se me ocurre que estábamos mezclando varios
asuntos.

1) ¿Hay sociedades sexistas?
2) ¿Hay lenguajes sexistas?
3) Dado un lenguaje L, ¿es Sexista?
3 bis) ¿Puede haber lenguajes no sexistas?
4) ¿Lenguaje Sexista => sociedad que lo habla sexista?
5) ¿Sociedad que lo habla sexista => lenguaje Sexista?

1) ¿Hay sociedades sexistas?

Creo que todos estamos de acuerdo en que es claramente
verdadera. Yo pienso que hay muchos rasgos culturales, algunos
de los cuales mencionó X (ej. amplio porcentaje de héroes de
historieta son varones), que deben ser mucho más importantes
que el lenguaje a la hora de analizar el sexismo de una sociedad.

Discutirlos escapa al alcance de este mail.

2) ¿Hay lenguajes sexistas?

Pienso que lo de que "haya lenguajes sexistas" depende un
poco de cómo se interprete la pregunta. Sigo opinando,
aunque la interpretación parezca una forma de verlo un poco
ingenua o literal, que el lenguaje como sistema de reglas no
puede ser sexista.

Creo que todavía se me están mezclando en la cabeza
los conceptos "lenguaje sexista" y "uso sexista de un
lenguaje". Yo tendería a pensar que:
- no existe ningún lenguaje sexista de por sí
- todo lenguaje puede ser usado sexistamente

Los argumentos de Hofstadter y de X muestran que
el inglés y el castellano pueden ser (y son) usados
sexistamente.

Una mejor aproximación a "lenguaje sexista" podría
ser "lenguaje que hace fácil/natural/etc. el uso sexista de
sí mismo". De ahora en más, uso "lenguaje Sexista",
con mayúscula, con ese sentido.

3) Dado un lenguaje L, ¿es Sexista?

Por ejemplo, el castellano es usado sexistamente,
pero ¿es Sexista?

El hecho de distinguir gramaticalmente el sexo a través del
género, ¿hace a un lenguaje Sexista? (En cuanto a la recíproca,
parecería que no vale, si admitimos que el inglés es Sexista,
ya que no hace distinciones de género).

¿Cuáles son las características (gramaticales, léxicas)
que hacen Sexista a un lenguaje?

3 bis) ¿Puede haber lenguajes no sexistas?

Por ejemplo, hay bocha de lenguajes que no hacen distinción
de género.

Pero dudo muchísimo que haya algún lenguaje natural que
no tenga palabras diferentes para "mamá" y "papá" [citation needed].

Aunque se diseñara cuidadosamente un lenguaje teóricamente
no Sexista, me imagino que por algunos motivos casi "biológicos"
sería inevitable tener una palabra específica para "mamá".
(Ej. en casi todos los lenguajes la palabra es algo parecido a
"ma", porque esto es lo primero que pronuncia un recién nacho).

Más allá de eso, hay algunos lenguajes africanos ([citation
needed] otra vez, está por el sci.lang FAQ) que casi no son
Sexistas.

Los lenguajes naturales (salvo algunos pidgins o créoles
muy primitivos) son Saussure-completos (permiten expresar
cualquier idea). La diferencia está en cuáles son las cosas
que un lenguaje _obliga_ a expresar.

(( L es Saussure-completo sii cualquier oración en francés es
traducible a otra equivalente en L :P ))

Todos los lenguajes obligan a especificar algunas cosas
y a subespecificar otras.

Lo que yo entendí de lo que dice Hofstadter es, a
modo grosso, que "sobreespecificar el sexo es Sexista".
Ej. "chairman" en lugar de "chairperson" es sobreespecificar.

Ok. Me parece bien subespecificar en algunos casos.
Lo que me genera una actitud contraria (la que originó
esta discusión) es la idea de "subespecificar siempre
el sexo".

Subespecificar el sexo siempre me parece igual de
Sexista, es ignorar diferencias que existen. Me parece
igual de eufemístico (en el mal sentido) que llamar
"capacitados para otras cosas" a los discapacitados.

4) ¿Lenguaje Sexista => sociedad que lo habla sexista?

Si no entiendo mal, esta sería la "conjetura de X".
No tengo fundamentos suficientes para probarla o
refutarla =)

5) La recíproca de 4)

No sé exactamente cuándo un lenguaje es Sexista y
cuándo no.

Pero tendería a decir que es falsa. Aparentemente los
lenguajes africanos de (3) que casi no son Sexistas, son
hablados por sociedades sumamente machistas.

Historia de la magia en Edacval

El día que despertó y se dio cuenta de que todo eso había sido un largo sueño, y que en realidad yo no existía, fue como tocar una burbuja cuando me lo dijo, un poco preocupada, y yo me desvanecí, así de repente.

El deseo de hacer magia en nuestro planeta se remonta a la noche de los tiempos del yogur venía con copos de chinfulsoja y la mermelada era de frutilla. El primer edacvalino que quiso hacer magia fue el ya olvidado herpnitaco se llamaba Kjidijped Stwenatlax, nombre que Pablo obtuvo a partir del generador de palabras pluplanquesas está hecho en Javascript.

Los días que le siguieron al pomposo hecho (pomposo de jabón), yo seguía esperándola en sus sueños los días y las noches eran color piel.

Cierto mociembrino atardecer, Kjidijped posóse en su sillón a mirar la televisión en esa época todavía se transmitía en blanco y negro, y puso su canal preferido era aquél en el que daban los dibujitos animados, porque Kjidijped tenía nueve primaveras habían pasado desde su nacimiento, y a esa edad los pequeñuelos de Edacval suelen acompañar con dibujitos su merienda consiste en leche con galletitas de fanichóresa. Les gusta mirar retiarios y procónsules.

Y en la vida real no podía, porque mi cara antes transparente e irisada se había mezclado con el resto de las micropartículas atmosféricas bailoteaban por el aire, sin descanso.

Lo que más le llamó la atención el extraño comportamiento que tenían los personajes de los dibujos animados representaban una realidad diferente de la que él vivía cotidianamente. Verbigracia, si quería representarse a un individuo codicioso, era común entre los animadores imprimían en sus ojos el signo $, la mandíbula descolocada que se cae desenrollándose la lengua, el personaje que se electrocuta y se le ve todo el esqueleto, y se queda todo negro, un tronco que se transforma en un escarbadientes, la ubicua Powerhouse, y un señor camina con zapatos gigantes que quedan pegados al piso, y salen zapatos más pequeños, que quedan pegados al piso, y salen zapatos más pequeños... zapatuschkos.

Por su parte, sufría de insomnio y nos era imposible concertar un encuentro a las 15:00 en alguna diagonal de su ciudad onírica o en la Bodeguita del Medio yo la esperaba, dando vueltas y vueltas pero no había caso.

Desesperada, componía Bachmente las mezclas de detergentes y otras sustancias jabonosas con el fin de hacerme corpóreo eran inútiles, y lloraba, un poco porque estábamos lejos, y otro poco por el champú en los ojos le dolían.

Yo estaba un poco mejor, porque mueno, no la veía desde afuera pero la veía desde adentro de su subconsciente estaba poblado de canciones de Sabina se escuchaban todo el tiempo y un gusano de seda. Y en el mío brincaba un son para niños antillanos de Nicolás Guillén, que leí en el Quillet de los Niños cuando tenía cinco o seis, de antillanos piratas como Guybrush, que hablaban créole, acaso papiamento. Y como la canción del pirata de Espronceda que también estaba en el Quillet el final de Peces de ciudad.

En esa época, el tema era que Teo, incluso para el mismo, no era más que una figurita repetida seguía guardada en el bolsillo de aquella campera que lo protegía contra el frío circular de la muerte, por Oxossi.

En esa época, en algún mundo de los cuentos, vivía un conejo no podía enroscar las tuercas en los tornillos.

Entonces, desde el cielo, precipitóse una zapatilla que fue a dar, al mismo tiempo, en el tejado de su casa y en el edificio de los sueños eran siempre extraños y originales y tan propios de ella como el nombre "Eleonoro".

Entonces se durmió, y de ahí salió el cuento de la bella durmiente, o quizá fue el zapatillazo que ocasionó que me despertara el ruido fue muy fuerte.

La vida fue una caíiiiida, y vivieron felices hasta que uno se murió.

¿Qué es la objetividad?

(define (ev r x)
(if (pair? x)
(case (car x)
((lambda)
(lambda args
(eprogn (env-extend r (cadr x) args)
(cddr x))))
((begin)
(eprogn r (cdr x)))
((if)
(if (is-true? (ev r (cadr x)))
(ev r (caddr x))
(ev r (cadddr x))))
((quote) (cadr x))
((set!)
(env-set! r (cadr x) (ev r (caddr x))))
(else
(apply (ev r (car x)) (evargs r (cdr x)))))
(if (symbol? x)
(env-lookup r x)
x)))

Tasi'

Lema: A veces no hace falta hacer las cosas. Alcanza con soñarlas. Demostración: en J.L.B., Ficciones, (¿importa la editorial?, creo que no hay duda de a qué me refiero).

Cualquiera entiende hoy que está bueno separar interfaz de implementación. Y también que a veces vale la pena diseñar algo, sin necesariamente llevarlo a cabo. Quizás entendí todo mal, pero a mí siempre me pareció que eso era lo que Borges argumentaba en "Examen de la obra de Herbert Quain", por ejemplo.

En este idioma, Tasi', se pueden construir idiomas nuevos. Por supuesto, si quisieras crearlo, definirías adecuadamente su fonética y su morfología, y todas aquellas cosas que un buen lenguaje construído requiere. Pero Tasi' no es un conlang completo: es un sueño de conlang.

Pero ahora lo que te importa no son esos detalles, así que te vas a concentrar en otra cosa. Para calmar a las masas irascibles que exigen algo concreto, y para dar algún ejemplo, te acepto el siguiente cuadrito:

p   t   c
pj  tj  cj
f   s   x
fj  sj  xj
    n
    nj
w   r

i   u   i'  u'
  o       o'
  a       a'

Tasi' es stack-based.

Palabras

Por empezar, en Tasi' vamos a necesitar que la distinción entre uso y mención este clara. Con "uso y mención" me refiero a lo que acabo de hacer al encerrarlo entre comillas {castellano}. Bueno, en Tasi' esta distinción va a tener que estar gramaticalizada, porque usar una palabra y referirse a ella van a ser cosas muy diferentes.

El prefijo cwot- (por obvias razones) señala que lo que continúa es una mención (y no un uso). Si bien el lenguaje puede encasillarse dentro de lo que la gente que hace calculadoras llama notación posfija (o, los "tipólogos", head first language), cwot- trabaja a nivel léxico, más como una derivación. Cuando tengas ganas le podés poner alomorfos, seguro. Y hacer que la derivación se gramaticalice de alguna manera más divertida como sandhi quizá

Lenguajes

Dado que en Tasi' querés que puedan crearse lenguajes nuevos, es menester que se permita de algún modo mencionarlos. Esto podés hacerlo in inductive fashion, tomando a los lenguajes como tipos de datos algebraicos. En Tasi', un lenguaje puede pensarse como un objeto que asocia palabras a significados. Y, por extensión, oraciones a significados. La extensión es trivial: el significado de una palabra es una operación que modifica la pila, el significado de una frase es la composición de los significados de las palabras en ella concatenadas.

Así, la palabra pjo designa el lenguaje vacío. Esto es, pjo empuja en la pila un lenguaje que no tiene ninguna oración válida, un lenguaje en el que no hay significantes con significado.

Quizá (no pongo links porque lo ignoro) algún lingüista se haya preguntado ya cuáles son las special-forms que requiere un lenguaje natural para ser Saussure-completo. Queinnec me convenció de que las fexprs son lo más. ¿Podrá existir un dispositivo lingüístico similar?

La siguiente palabra corresponde al caso recursivo, y permite construir lenguajes complejos, que sí tengan alguna palabra con significado. Esta palabra es na'. Obtiene un lenguaje, una palabra y un significado, y construye un nuevo lenguaje, igualito al original, salvo por que en éste la palabra tiene el significado dado.

Significados

Hasta ahora me hablaste de palabras y lenguajes, y me dijiste que, para construir un lenguaje interesante, es necesario referirse a significados. Para ello hay una palabra más: osji. Obtiene un lenguaje y una palabra, y el resultado es el significado de esa palabra en ese lenguaje.

Además, la palabra xa'wa toma dos significados, y su resultado es su composición.

Bootstrapping

Ya existe la infraestructura para crear lenguajes nuevos. Por último necesitás alguna forma de obtener significados iniciales. Esto se puede hacer, por ejemplo, con una palabra nueva sju, que tome una palabra y devuelva su significado en el lenguaje actual.

Es divertido y útil también contar con un par de palabras: ta'sta

toma un lenguaje de la pila, y lo convierte en el lenguaje actual; atsa't toma el lenguaje actual y lo pone en la pila, volviendo al lenguaje anterior, o al lenguaje vacío si no había lenguaje anterior.

Ejemplos

  1. pjo cwot-fi'ru cwot-sju sju na': crea un nuevo lenguaje con una sola palabra, fi'ru, que significa lo mismo que habitualmente significa sju.
  2. pjo cwot-njanjo cwot-atsa't sju na' ta'sta njanjo: crea un nuevo lenguaje, con una sola palabra, njanjo que significa lo mismo que atsa't significa habitualmente. Después, el hablante indica que va a empezar a hablar en este nuevo lenguaje, diciendo ta'sta. Por suerte, el hablante fue precavido, y cuando dice njanjo sale del lenguaje nuevo que acaba de crear (azul) y vuelve a hablar en el idioma de siempre (rojo). Si no era cauto, podía quedarse encerrado para siempre hablando este idioma nuevo.
  3. pjo cwot-fjac cwot-cwot-fjac sju cwot-sju sju xa'wa na' ta'sta fjac: crea un nuevo lenguaje, con una sola palabra, fjac que significa lo que fjac signifique en el lenguaje actual. Esto va a generar una especie de recursión / ciclo / regresión infinita, y el hablante va a quedar suspendido para siempre en otra dimensión. Lamentablemente, es imposible saber si una frase particular encerrará a alguien en el limbo o no.

Diccionario

  • atsa't: -- lenguaje-actual. Además, se popea el lenguaje actual.
  • cwot-: prefijo que hace de una palabra su mención.
  • na': lenguaje palabra significado -- lenguaje[palabra=significado]
  • osji: lenguaje palabra -- lenguaje[palabra]
  • pjo: -- lenguaje vacío
  • sju: palabra -- significado-actual
  • ta'sta: lenguaje --. Además, se pushea el lenguaje actual.
  • xa'wa: significado1 significado2 -- (significado1 + significado2)

Pasados por agua

Huevos adolescentes y mojados,
huevos adormecidos y despiertos,
huevos de codornices, huevos muertos,
huevos blancos y huevos colorados,

huevos humedecidos y resecos,
huevitos grandes, gratos, chiquititos,
huevos al plato, huevos, huevos fritos,
huevos asesinados, huevos chuecos,

huevos en realidad, huevos en fotos,
huevos angelicales o devotos,
huevos adoloridos en escrotos,
huevos tan frágiles que huevos rotos,

huevos revueltos, huevos desinflados,
huevos que se arrepienten de lo dicho,
huevos ni irreverentes ni educados,
huevos acá y allá y por todos lados,

huevos de bichos raros, huevos largos,
huevos calientes, huevos enojados,
huevos feroces y saborizados:
dulces, salados, ácidos, amargos.

Y(\x.~x) = ~Y(\x.~x)

Oraciones infinitas

Esto es sencillo.

La oración "está lloviendo" es verdad cuando la oración "no está lloviendo" es mentira.

En general, una frase es verdadera cuando, agregándole un "no", es falsa.[1]

Ahora, supongamos que pudiéramos enunciar oraciones infinitas, y pensemos en la oración "no no no ..." (con infinitos "no"s).

Por lo que dijimos antes, "no no no ..." es verdadera cuando "no no no no ..." (agregándole un "no") es falsa.

Pero "no no no ..." y "no no no no ..." en realidad son la misma oración, porque ambas tienen infinitos "no"s.

Entonces, ¡"no no no no ..." es verdadera cuando ella misma es falsa!

Nota:
  • [1] Bueno, claro; con "agregar" me refiero a que el "no" que se agrega afecte a toda la oración.

Oraciones finitas

El resultado anterior es básicamente una oración que se contradice a sí misma. Sería una especie de paradoja. De cualquier manera, para considerar que lo anterior es una paradoja estamos asumiendo bastantes cosas: (1) que toda oración es o verdadera o falsa, (2) que se pueden enunciar oraciones infinitas, (3) que agregar o quitar un "no" en una oración infinita funciona igual que en una oración finita.

El (1) no es un gran problema. Podemos considerar que la oración, más que una paradoja, es un ejemplo de oración que no es verdadera ni falsa. (2) y (3) pueden ser un poco más problemáticos. ¿Se podrá construir algo parecido usando oraciones que no sean infinitas?

Obviamente podemos decir algo como "esta oración es falsa", que si fuera verdadera afirmaría que ella es falsa, y si fuera falsa afirmaría que es verdadera.

Pero esa oración es un poco trucha en cuanto a que usa el demostrativo "esta", recurriendo a un mero truco del lenguaje. Por ejemplo, la oración "soy grosso" ¿es verdadera o falsa? Y bueno, depende de quién lo diga. En mi caso no :D Pero no se puede evaluar la verdad o falsedad de una oración que se refiere a algo "fuera del mundo" de la oración. (Y por la misma razón "esta oración es falsa" es un poco trucha).

Quine

El truco (en su versión lingüística) lo tomo de G.E.B..

La idea parte de la noción de quinear una oración. Quinear una oración es precederla por sí misma entrecomillada.

Por ejemplo, el resultado de quinear hola es "hola" hola.

Un ejemplo un poco más interesante es tiene tres palabras, porque quineada es "tiene tres palabras" tiene tres palabras. Este ejemplo es más interesante porque la versión quineada de la oración predica sobre la oración no quineada.

Otro ejemplo: es una oración horrible quineada: "es una oración horrible" es una oración horrible. De nuevo, lo "divertido" de este ejemplo es que la oración quineada dice que la oración sin quinear es horrible.

Un ejemplo mucho más interesante todavía es este: quineada es horrible. Es interesante porque esa oración quineada es así: "quineada es horrible" quineada es horrible. Es mucho más interesante porque la versión quineada habla de sí misma. Lo que dice es que si uno agarra la oración quineada es horrible y la quinea, obtiene algo horrible. Pero la versión quineada es justamente "quineada es horrible" quineada es horrible.

Se ve entonces que esa es una forma de hacer que una oración se refiera a sí misma sin usar pronombres que hablen sobre el mundo exterior (como "yo" o "esta").

Ahora es fácil conseguir una oración que diga "yo soy falsa". La oración siguiente: "quineada es falsa" quineada es falsa (llamémosla Pepa). Si Pepa fuera verdadera, entonces el resultado de quinear quineada es falsa (que es justamente Pepa) debería ser falsa. Y por el mismo razonamiento, si Pepa fuera falsa, estaría diciendo que Pepa es verdadera.

Puntos fijos

En realidad esto de recién se puede pensar como un mecanismo general para construir una oración que diga "esta oración es así y asá". Igual que en el caso anterior, la idea es tomar la oración: "quineada es así y asá" quineada es así y asá (llamémosla Mafalda).

Esto, de nuevo, es porque si agarramos quineada es así y asá y la quineamos, obtenemos justamente a Mafalda.

Criticisms

Acá se podría cuestionar que en realidad estas oraciones también están haciendo referencia a algo que pertenece al mundo exterior (la noción de "quinear").

Esto se puede mejorar un poco más metiendo la noción de "quinear" dentro de las oraciones sobre las cuales queramos predicar. Por ejemplo, una versión más verborrágica de Pepa podría ser:

"precedida por su versión entre comillas es falsa" precedida por su versión entre comillas es falsa.

Observar que en este caso el pronombre "su" no se refiere a algo que esté fuera del mundo de la oración: se refiere justamente a la parte de la oración que está entre comillas.

Una nota más

Todas estas cosas se pueden hacer "bien", de manera formal, y tienen consecuencias interesantes que tienen que ver con la lógica y la computación (indecidibilidad, punto fijo, Quine, Gödel, Church, etc.).